En el Carnaval de Las Tablas hay dos calles que se odian a muerte: Calle Arriba y Calle Abajo. Donaire y Esplendor, hijos de dos ex-reinas enemigas y rivales de calles opuestas, se enamoran perdidamente sin saber quiénes son.