En algunos países suelen celebrar el Domingo de Pascua con huevos. Foto/Dreamstime

Raquel Bellini

ESTADOS UNIDOS

En Estados Unidos, las celebraciones de la Semana Santa se llevan a cabo durante el día en lugares al aire libre. Es habitual que las familias organicen el Easter Egg Hunts, que es un evento donde los niños tienen que buscar huevos de chocolate. Normalmente, las familias esconden huevos de plástico rellenos de algún dulce y cuando los niños los encuentran, reciben como recompensa el huevo de chocolate. Pero, los niños más pequeños creen que los huevos son regalos de los conejos de Pascua.

Publicidad

SUECIA

En Suecia, la Pascua también es una fiesta familiar. Durante la semana, los chicos de secundaria tienen libre toda la Semana Santa y el lunes siguiente. La semana es libre porque la tradición es que los niños salgan a la calle a pedir dulces. Pero, la mayoría de esos niños no creen que los chocolates son regalos de santos o conejos. Para ellos, la buena amiga que traerá los regalos es una bruja. Por eso, se disfrazan de pequeños monstruos. Una tradición bien diferente de la cristiana.

PANAMÁ

En Panamá, son tradicionales las procesiones con las imágenes de los santos, que se hacen a la carrera. En el viernes, los católicos evitan comer carne roja y en el domingo, conmemoran con una mesa abundante.

INGLATERRA

Los niños ingleses son evaluados durante todo el año por los padres, y piensan que si se han portado bien y son buenos hijos el conejito de pascua les traerá dulces y chocolates coloridos. Para recibir el feedback y el huevo de Pascua, los niños esconden una cesta por el jardín o por la casa. El tamaño del huevo revela se fueron buenos o malos niños.

BRASIL Y ARGENTINA

Como el culto católico, la Pascua es la fecha más fuerte y más representativa de Argentina. En los cuatro días de la Semana Santa, los catolicos realizan actividades religiosas tales teatros sobre la resurrección de Cristo, peregrinaciones, y cultos. Al igual que en Brasil, los argentinos no comen carne de res o de cerdo, el Viernes Santo. Pero para ellos, la restricción comienza antes, el jueves.

BÉLGICA Y FRANCIA

En Bélgica y Francia, las campanas de las iglesias no suenan desde el Viernes Santo de la Pasión hasta el Domingo de Pascua. Según la leyenda, las campanas vuelan a Roma durante los días santos para recibir la bendición del Papa, y en el camino de vuelta, regresan cargadas de los huevos de Pascua. En la noche ponen los huevos en los jardines y por eso, los niños los encuentran en el domingo en el jardín de la iglesia.

PORTUGUAL

Como en cualquier buena fiesta portuguesa, el bacalao es el plato principal. Pero, este no es el único plato que es parte de las celebraciones de la Semana Santa allí. La adición de almendras y chocolate, también existe la Folar que, aunque no se sabe con exactitud cuando apareció, es una tradición muy antigua.

Publicidad