EFE

Todo el acervo cultural que ofrece el Kamasutra desde hace más de mil años, mucho más que un mero catálogo de posturas sexuales, parece haberse esfumado con el paso del tiempo hasta el punto de que el libro ha quedado relegado en su país de origen, la India, a un mero recuerdo para turistas.