El Mundial tenía como participante por primera vez a mi país, Panamá. Con solo ver mi bandera no pude contener las lágrimas. Definitivamente, estar en Rusia durante el Mundial fue un viaje inolvidable.