"Abrazame muy fuerte" representó para nuestro Juan Gabriel un reto casi insuperable.