Telemetro Telemetro Logo

Cortizo ve la lucha anticorrupción como su principal reto

El presidente electo de Panamá, Laurentino Cortizo, manifestó este viernes que el principal reto de su gobierno será la lucha "frontal" contra la corrupción, en un país salpicado en los últimos años por varios escándalos internacionales y locales.

"El mayor reto es el tema de la lucha frontal contra la corrupción, ese es un reto bien importante", señaló Cortizo a la prensa durante el acto de proclamación como presidente electo.

"Con esta responsabilidad que recae ahora sobre mis hombros declaro hoy, ahora y aquí, para que lo escuche el país: los recursos públicos son sagrados y son del pueblo, y los vamos a administrar con estricta honestidad y transparencia", añadió luego en su discurso.

Cortizo, del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD, socialdemócrata), ganó las elecciones presidenciales el pasado domingo al derechista Rómulo Roux, apoyado desde la cárcel por el detenido exmandatario Ricardo Martinelli, enjuiciado por espionaje e investigado por corrupción.

La victoria de Cortizo, quien obtuvo un 33% de los votos frente al 31% de Roux, se dio en unas elecciones marcadas por un creciente repudio a la clase política por varios escándalos de corrupción en la Asamblea Nacional.

Varios diputados que acompañaron a Cortizo y a Roux durante la campaña electoral son señalados por presunto despilfarro de dinero público.

Además, el país ha sido afectado en los últimos años por escándalos como los llamados Papeles de Panamá o los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, además de casos de corrupción locales.

En este marco, Cortizo enfatizó que su gobierno llevará a cabo una lucha "de frente" contra la corrupción "esté donde esté y tenga la cara y el nombre que sea".

Durante la campaña, el ahora futuro presidente dijo que gobernaría a partir del 1 de julio pensando en "defender los intereses del país" y no en "robar".

Su plan de gobierno está enfocado en mejorar la educación, reformar el Estado a través de una reforma constitucional, impulsar la economía, combatir la pobreza y la desigualdad y mejorar la transparencia gubernamental.

Para ejecutar este programa, pidió "la unidad de la nación, sin precondiciones, sin intereses creados y sin engaños".

Cortizo también ha indicado que quiere "rescatar" el nombre de su país, acusado de forma periódica por algunos gobiernos y organismos internacionales de ser un paraíso fiscal.

El lunes iniciarán las reuniones para el proceso de transición.