A lo panameño se trasladó hasta El Carate de Las Tablas para conocer la Tuna de los callejones.