Con Trout atado, los Angelinos encaran otros objetivos

AP

Los Angelinos de Los Ángeles convirtieron a Mike Trout en el deportista más caro de las ligas profesionales de Norteamérica. El pelotero más productivo de su generación embolsará 432 millones de dólares para quedarse en Orange County hasta 2030.

El pilar de la franquicia es inamovible. Ha llegado la hora de armar un equipo de alto calibre que complemente a ese pilar, y los Angelinos pretenden hacerlo lo más pronto posible.

Publicidad

La contratación récord de Trout sacudió de optimismo a los Angelinos en el umbral de la nueva temporada. Asegurar a largo plazo al dos veces ganador del premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana se interpreta como un indiscutible voto de confianza a que Los Ángeles pronto será un aspirante a la Serie Mundial.

Los Angelinos no estaban entre los favoritos esta temporada, sobre todo con Shohei Ohtani recuperándose de una cirugía Tommy John y tener a Albert Pujols en otro carísimo año en procura de reverdecer laureles.

Publicidad

Pero con un renovado grupo de lanzadores y modificaciones cosméticas en la alineación, los Angelinos confían repuntar tras hilar tres campañas con balance negativo desde 1992-94.

De manera paulatina, Los Ángeles ha cambiado en casi todos los frentes durante los tres años que el gerente general Billy Eppler lleva al mando. El más trascendental y reciente se dio en la caseta, donde el ciclo de 19 años del mánager Mike Scioscia llegó a su fin y Brad Ausmus le ha reemplazado.

Ausmus y un grupo de coches completamente distinto deben dar una nueva perspectiva. Los Angelinos cruzan los dedos para tener mejor suerte con las lesiones tras dos años de malas noticias, sobre todo en el montículo.

Si Ausmus logra darle un revulsivo al equipo y sus pitchers se mantienen sanos, Trout podría liderar un resurgir inmediato en el rumbo de los Angelinos. Quizás no les alcance para dejar atrás a Houston e incluso a Oakland en el Oeste de la Liga Americana, pero Trout ve al equipo en la dirección correcta.

Otros detalles sobre los Angelinos:

ROTACIÓN: Las adiciones más importantes de los Angelinos en el invierno fueron para una rotación que fue diezmada por las lesiones. El ex as de los Mets Matt Harvey y el veterano Trevor Cahill son los líderes de un grupo que completa Tyler Skaggs, el dominicano Félix Peña y el panameño Jaime Barría. Confían recuperar más adelante a Andrew Heaney.

EN ESPERA: Ohtani quedó descartado para lanzar este año, pero el Novato del Año en 2018, pero podrá desempeñarse como bateador designado. Aún no se sabe una fecha exacta para la reaparición de la estrella japonesa, pero su presencia incidirá en la cantidad de juegos que pueda tener Pujols, quien a sus 39 años trata de mantener el nivel para jugar en la primera base.

HITOS: Hablando de Pujols, el dominicano abre la campaña situado como sexto en la lista histórica con 633 jonrones. Willie Mays está quinto con 660. Pujols viene de operarse en el receso, pero confía mejorar su total de 19 jonrones y 64 impulsadas, la menor cantidad de su carrera, el año pasado. Aún le quedan tres temporadas en su contrato de 240 millones y 10 años.

NUEVOS ROSTROS: Amén de Harvey y Cahill, los Angelinos adquirieron a Cody Allen, líder histórico de salvamentos con Cleveland, para ser el líder de un inestable bullpen. También ficharon al primera base Justin Bour y al receptor Jonathan Lucroy.

PROSPECTOS: Por primera vez en años, los Angelinos cuentan con una larga lista de promesa. El sistema de ligas menores tiene a Jo Adell, un jardinero de 19 años, como su máxima promesa. Pero se lesionó en un juego de pretemporada y podría estar fuera casi tres meses. También cuenta con el derecho José Suarez y el torpedero Luis Rengif, ambos venezolanos.

Publicidad

Publicidad