Nuevas reglas de extra innings en MLB generan debate

AP

MILWAUKEE, Wisconsin, EE.UU. (AP) — El béisbol tiene ya su versión de la definición por penales en el fútbol y el tiempo extra de la NFL. Y la innovación promete generar mucho debate, como otras fórmulas de desempate.

Las Grandes Ligas ordenaron que cada inning extra inicie en esta temporada, abreviada a 60 juegos, con un corredor en la segunda base.

Publicidad

Esta regla se ha utilizado en las ligas menores desde el 2018, creando más acción y decidiendo más rápido los encuentros.

“Es como un 'béisbol arena'”, dijo Scott Thorman, quien durante la temporada pasada fue mánager del equipo de la Clase A en la Liga de Carolina, afiliado a los Reales de Kansas City y que tiene sede en Wilmington, Delaware.

Publicidad

Estas palabras podrían provocar que los tradicionalistas se estremezcan.

“No conozco a nadie hasta el momento a quien le guste esto”, sentenció el mánager de los Nacionales de Washington Dave Martínez.

Quizás el piloto boricua no conoce a Christian Yelich.

“Creo que es grandioso”, afirmó Yelich, jardinero de los Cerveceros y Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el 2018. “Como jugador, no hay nada peor que los extra innings. Especialmente en una temporada como esta, cuando no puedes tener un juego de 15 o 16 entradas como están construidas las nóminas”.

En parte, la MLB experimentará con la regla este año para prevenir que los duelos maratónicos provoquen daño a largo plazo en el personal de pitcheo.

Brady Williams, quien dirige a la filial de los Rays de Tampa Bay en la Triple A en Durham, Carolina Norte, aseguró que inicialmente creyó que el formato de extra innings era "béisbol para niños” pero eventualmente llegó a apreciar la reducción de la carga de trabajo en el bullpen.

De acuerdo con la información de las ligas menores, el 71% de los juegos que llegaron a extra innings terminaron después de una o dos entradas en el 2016 y casi igual (74%) en el 2017. Con la nueva regla, la cifra se incrementó al 93% en cada una de las últimas dos campañas.

El gerente general de los Cerveceros David Stearns, quien apoyó el cambio, observó que los juegos que duran al menos 15 entradas “pueden impactar durante semanas si se combinan con otros duelos complicados”.

“Creo que tiene sentido en cuanto a ponerle un fin a los juegos en esta acortada campaña”, comentó el gerente general de los Medias Blancas de Chicago Rick Hahn. “Francamente, en un año con 60 encuentros, ¿por qué no intentar algo diferente? ¿Por qué no experimentar un poco?”.

El experimento sucederá en todos los dugouts, mientras la MLB se ajusta al cambio.

Williams cree que los equipos visitantes tienen ventaja, debido a que el corredor en segunda base anota tan seguido, presionando al equipo de casa.

La situación contraria es cuando el equipo de visita no anote. Los de casa apenas necesitan colocar a un hombre en tercera mediante un toque de bola y conectar un elevado de sacrificio para ganar.

Los equipos de casa en las menores ganaron el 50,5% de los juegos que se fueron a extra innings en el 2019. Pero esa cifra disminuyó respecto del 56% en el 2016 y el 53,8% en el 2017, los dos años que antecedieron a la nueva regla.

Publicidad

Publicidad