Mientras que Mónica pasaba el susto de su vida, Teresa iba a recibir una gran sorpresa.