Los congos, los diablicos sucios y el Gran Diablo fueran exaltados en la alegoría presentada por la Calle Abajo de Las Tablas, la cual llevaba por título "La fiesta del pueblo".