La Reina Platino de la Calle Arriba de Las Tablas encarnó a Juan De Arco con un vestido que simulaba una armadura pero con elementos simbólicos de la realeza.