AFP

Ubicada cerca de la costa este de Estados Unidos, la isla de Tangier está amenazada por una erosión galopante, acelerada por el calentamiento climático y el aumento del nivel del agua.