AFP

Los cuidadores del zoológico de Londres realizan el pesaje anual de los animales, una tarea que pingüinos, monos y reptiles pueden volver bastante cómica con sus escurridizas ocurrencias.