El cineasta se planteó abandonar su profesión en la industria del cine, idea que desechó después de trabajar con el reputado actor

Bang Showbiz

Aunque es uno de los directores más aclamados por la crítica de la industria cinematográfica -fue ganador de un Óscar y tres Globos de Oro-, Martin Scorsese se planteó abandonar su profesión tras 35 años dedicados a sus labores como cineasta, una idea que acabó desechando gracias a la energía y la motivación del actor Leonardo DiCaprio, con quien trabajó en las películas 'El aviador' (2004) e 'Infiltrados' (2006).

Publicidad