EFE

La primera cámara con la que se filmó en Argentina en 1896, diseños originales del vestuario de intrépidas actrices de los años 50 e incluso documentos firmados por el censor más famoso del país se desvelan en la reapertura del Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken, de Buenos Aires.