AFP

Las tapas, reinventadas por los mejores cocineros o en los talleres de cocina más pequeños, son las reinas de la nueva gastronomía española, tanto en los concursos internacionales como en el bar de la esquina.