Kathyria Caicedo

¿Te imaginas el aeropuerto totalmente vacío, sin las filas, sin las maletas rodando por el piso, sin la habitual actividad que generan los millones de viajeros que abordan o descienden de los aviones? Pues, precisamente, ese es el escenario que se vive en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, donde desde el pasado 22 de marzo se cerraron las operaciones para vuelos comerciales.

Actualmente el Aeropuerto Internacional de Tocumen mantiene las operaciones de vuelos de carácter humanitario y de carga. Foto/Grey Díaz

Publicidad

A partir de ese momento, el principal aeropuerto de Panamá junto a sus colaboradores iniciaba una misión noble y muy importante en medio de la pandemia de coronavirus, causante del cierre de las fronteras en el mundo entero para evitar el avance de este enemigo invisible.

Cientos de aviones de Copa Airlines, principal aerolínea panameña y que tiene su centro de operaciones en el Aeropuerto de Tocumen, se mantienen estacionados en la pista. Foto/Grey Díaz

Debido a las prohibiciones impuestas, en muchos países del mundo quedaron varados millones de viajeros, por supuesto Panamá no escapó de esta realidad. El equipo de colaboradores tanto del Aeropuerto Internacional de Tocumen como Panamá Pacífico, Scarlett Martínez, Enrique Jiménez y Enrique Malek se ha mantenido como un buen escuadrón en el campo de batalla para ayudar a que estas personas puedan volver a casa.

Cientos de aviones de Copa Airlines, principal aerolínea panameña y que tiene su centro de operaciones en el Aeropuerto de Tocumen, se mantienen estacionados en la pista. Foto/Grey Díaz

Las salas de espera de la terminal aérea se llenan por momentos durante la semana, mientras en la pista se pueden ver más de 100 aviones estacionados sin tener a quien llevar, ni un destino a donde llegar.

Visitantes de Ecuador, Perú, Colombia, Cuba, Argentina, Brasil y otros países han podido ser repatriados gracias al esfuerzo de este grupo de soldados que son conscientes que su labor es para beneficiar a la humanidad y a su país.

Actualmente el Aeropuerto Internacional de Tocumen mantiene las operaciones de vuelos de carácter humanitario y de carga. Foto/Grey Díaz

Además de los vuelos humanitarios, en el Aeropuerto Internacional de Tocumen también se mantienen operando los vuelos de carga, que permiten el transporte de productos, equipos médicos-hospitalarios, medicamentos, vacunas y otros insumos de salud para afrontar la pandemia. Esto ocurre, principalmente porque Panamá es un hub humanitario debido a su estratégica posición geográfica muchos insumos parten de sus aeropuertos hacia el resto de Latinoamérica.

Las operaciones del Aeropuerto Internacional de Tocumen representan un aporte a Panamá del 14% del Producto Interno Bruto generando más de 260 mil empleos directos e indirectos. Foto/Grey Díaz

Son unas 1,600 personas que se mantienen brindando su servicio en las cinco terminales aéreas de Panamá. Atendiendo la seguridad, a los pasajeros, pendientes a las operaciones y otras labores imprescindibles para que los aeropuertos sigan al servicio de la población panameña y del mundo. 

Publicidad