Esas historias en imágenes cuenta la realidad de lo que vivían las personas en los barrios de nuestro Panamá, durante la cuarentena. Foto/Grey Díaz

Grey Díaz

Miércoles 8 de abril. Tengo una asignación muy interesante sobre el Metro de Panamá por lo cual me tocó hacer el recorrido de la Línea 1 casi que completo, desde la estación San Miguelito hasta la de Albrook. Siempre con mi cámara en la mano, el tramo fue bastante rápido, el movimiento dentro de las estaciones y vagones lento, así que decido subirme nuevamente al Metro, pero esta vez con dirección a la 5 de mayo y buscar algo de factor humano, algo de historias en cada foto, buscar eso que no encontraba en las calles vacías.

La operación del Metro de Panamá se ha mantenido en medio de la cuarentena en Panamá. Foto/Grey Díaz

Publicidad

Fue así como empecé a caminar desde la estación 5 de Mayo hasta la Avenida Central, sin sospechar que llegaría hasta Santa Ana. Era día de salida exclusiva de mujeres, en teoría, y lo que se percibía en la Avenida Central era el vacío, salvo en los pequeños puestos de legumbres que era donde se acumulaban las personas en grupos más grandes.

Los puestos de legumbres y frutas son parada obligada en medio de la cuarentena en Panamá. Foto/Grey Díaz

Fue interesante ver como se iban desapareciendo por las calles aledañas con sus bolsas de la compra, algunas a paso más rápido que otras. El silencio y el vacía desaparecían, cuando al llegar al supermercado de la zona, en las filas iniciaba la interacción entre ellas, tal vez por los cuentos acumulados que tenían, pero a ninguna parecía molestarle tener que esperar para entrar.

Esas historias en imágenes cuenta la realidad de lo que vivían las personas en los barrios de nuestro Panamá, durante la cuarentena. Foto/Grey Díaz

Poco a poco iba encontrando esas historias en imágenes que deseaba capturar, a veces solo el lento andar de una anciana, en una mano llevando los víveres y en la otra su bastón, o aquella que desde su balcón pedía al señor de las verduras.

Interesante ver como se iban desapareciendo por las calles aledañas con sus bolsas de la compra. Foto/Grey Díaz

Esas historias en imágenes que contaban la realidad de lo que vivían las personas en los barrios de nuestro Panamá, sin maquillaje, sin alegorías, tal cual lo veía, tal cual ellas lo contaban.

Pronto por estar de detrás de esas historias de los barrios me toparía con el sentido real de mi cobertura en esta cuarentena.

Publicidad