¿Cómo acondicionar la habitación de nuestro bebé para sus juegos?. Fotos/MC

Marilyn Cejas de Miranda

En el mes de septiembre pasado les hablé sobre algunos tips para reacondicionar el espacio de nuestro hogar para que nuestro bebé pueda desplazarse, sobre todo cuando ya está dando sus primeros pasos; ya han pasados varios meses, mi bebé ya tiene 14 meses y en lugar de arreglarle el espacio de la sala, cambié la estrategia para hacerlo más interesante para ella y en realidad quiero compartirlo porque funcionó y de forma muy positiva para su desarrollo y esparcimiento.

Hace aproximadamente dos semanas, decidí reacondicionar la habitación de mi bebé para los momentos de juego, (aún duerme conmigo y con mi esposo en nuestra habitación); siempre veía por redes alfombras coloridas y muy lindas para colocar en el piso y así brindarle mayor seguridad y comodidad mientras juega, pero por cuestiones de tiempo no me había dedicado a buscarla en los almacenes de la ciudad y bueno, me organicé y me fui un domingo en busca de eso y algunos juguetes para #MiPequeñoMilagro.

Publicidad

Me emocioné mucho cuando lo encontré, allí mismo aproveché y compré algunos juguetes diferentes. Kiannah tiene la particularidad de divertirse más con juguetes que no tienen sonido, así que fue buenísimo la elección que realicé. Todo lo encontré en El Costo y a un buen precio, no demoré ni 20 minutos en la tienda (mi bebé me esperaba en el carro con su papá).

Con esto que realicé me di cuenta de algo muy importante, los bebés en sus primeros años necesitan de un espacio sólo para ellos, llamativo y con muchos muñecos y figuras; tengo que contarle que cada vez que mi bebé pasa por la puerta de su cuarto me habla y la señala, como diciendo "Mamá, mi cuarto de juego, anda, llévame", lo que me hace muy feliz, así que cuando estoy con ella en casa, la rutina es la siguiente:

Publicidad

- Mi bebé toma su leche apenas despierta, al rato le doy su desayuno y luego la llevo a su cuarto de juegos.

- A las 10:00 a.m. hacemos una pausa en los juegos, le cambio el pañal, le doy su meriendita y a seguir jugando.

- A las 10:50 a.m. la estoy bañando, le doy su leche y se queda rendida hasta las 1:30 p.m.

- Almuerza y al rato la llevo a su cuarto de juegos y por lo general a las 3:00 p.m. mi esposo y yo salimos a pasear a algún lugar, cuando se queda en casa le doy su merienda y nos vamos al porche a descansar en la hamaca, donde se queda rendida y ahora que es verano le encanta la brisa y con ese movimiento suave de la hamaca se queda dormidita.

Aquí les muestro más o menos cómo me quedó la habitación, como creo en el Feng Shui, estoy constantemente moviendo, cambiando de posición los muebles y limpiando todo; cuando mi bebé está descansando, entonces aprovecho y acomodo el desastre que deja cuando juego y así cuando vuelva a entrar no se estresa, sino que comienza a jugar con la misma emoción, sacando todos los juguetes de la caja, regando sus zapatitos, etc.; esa etapa de los bebés es realmente hermosa.

Definitivamente, cuando se tiene un bebé, uno siempre quiere lo mejor para él o ella, le doy gracias a Dios por mi gran milagro, mi compañera de vida, mi amiga y mi mayor bendición; lo que les puedo decir es que siempre hay que reinventarse para brindarle espacios con color y mucha diversión, esa alegría que expresan es lo que nos llena. ¡Que Dios me las bendiga!

Ver más
Marilyn Cejas

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros. 

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente en que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.

Publicidad

Publicidad