¿Eres madre y el estrés te está afectando? Conoce el Síndrome de Burnout

Marilyn Cejas

Ser madre, esposa, ama de casa y trabajadora no es fácil. Hoy quiero hablarles de un tema muy interesante que seguramente muchas mujeres desconocíamos, pero que nos afecta y debemos buscar la solución.

Atender a mi bebé, a mi esposo, lavar la ropa, limpiar la casa, cumplir un horario de trabajo, volver a casa, hacer los oficios, preparar la comida para el día siguiente, estar pendiente de que no se me olvide nada a la hora de armar la maleta de mi bebé para la guardería…son algunas de las tareas que tengo que hacer de forma diaria, para así cumplir mi rol de madre, esposa y ama de casa.

Publicidad

Pero ¿qué pasa cuando te sientes ahogada y demasiado estresada? Ya sea porque el tiempo no te alcanza, porque te gustaría hacer tantas cosas pero el día no es suficiente o porqué te comienzas a sentir débil, agotada, se te cae el cabello, te duelen las piernas, las articulaciones y comienzas a descuidarte físicamente y emocionalmente hablando sientes como una especie de frustración por no poder tener tiempo para, además de atender a tu bebé y la casa, poder sentarse en el sofá y tener un respiro.

Pues bien, si te has sentido identificada con lo que he escrito, entonces estás sufriendo el Síndrome de Burnout. El síndrome de burnout o agotamiento extremo es más común de lo que creemos y se da cuando la persona ha estado sometida a un periodo de estrés intenso y prolongado, tanto desde el punto de vista físico como emocional.

Publicidad

¿Qué mayor trabajo que estar dedicada al cuidado exclusivo de los hijos?, ¿Hay mayor estrés que el generado por la realidad de hacer y hacer, y sentir que no pararás nunca?, ¿Acaso no angustia saber que en 24 horas debes cumplir con una larga lista de tareas? ¿No es terrible saberse agotada y no poder tener un descanso? Estas preguntas se las hacen a diario millones de madres alrededor del mundo; para nadie es un secreto que ser madre y criar a nuestros puede resultar abrumador, sobre todo cuando la pareja no cuenta con algún apoyo para llevar a cabo las demás tareas del hogar.

En este punto, me parece importante resaltar cuáles son los síntomas del síndrome de Burnout y cuáles serían los consejos para evitarlo si lo sufrimos:

Síntomas psicosomáticos:

-         Dolores musculares.

-         Dolor de cabeza recurrente.

-         Trastornos gastrointestinales.

-         Insomnio.

-         Cansancio.

Síntomas emocionales:

-         Aislamiento del entorno o problemas de relación.

-         Sensación de soledad.

-         Distanciamiento afectivo.

-         Sensación de frustración.

-         Ansiedad.

-         Desgano.

-         Ganas de llorar.

Ahora bien, les confieso que di con este tema porque llevaba un tiempo sintiéndome así y entonces entendí que NO puedo sola y debía buscar una solución, así que decidí contratar a una persona para que me ayude con los oficios de la casa mientras atiendo a mi bebé y así podré descansar un poco más o por ejemplo, tomar aunque sea un tiempo para ir al salón, hacerme las uñas y arreglarme el cabello, algo que no hacía hace algún tiempo.

Lo que hice fue conversar con mi esposo y decirle que ya no podía más, ambos no nos damos abasto con las cosas que hay que hacer dentro y fuera de nuestra casa, así que cerré los ojos, le pedí a Dios que me enviara una señal y en realidad la clave está allí, en que somos mujeres, madres, pero no podemos con todo ni debemos exigirnos tanto, no somos superheroínas ni pulpos para resolver todo al instante, sin ninguna dificultad; afectando nuestra salud.

Entonces, estos son algunos consejos para poder actuar ante el síndrome de Burnout:

-         Aceptemos que no podemos con todo.

-         Deleguemos: No tengamos miedo de dejar las responsabilidades en manos de otros cuando nuestra salud está en juego, busquemos apoyo.

-         No culparnos a nosotras mismas: La culpa es algo que no nos impide avanzar y nos bloquea, el hecho de sentirnos mal por no tener tiempo de arreglarnos, no quiero decir que no amemos a nuestro hijo, esposo y familia, es cuestión de establecer prioridades para evitar estresarnos y que nuestra salud no se vea perjudicada.

Las mujeres que somos madres, trabajadoras, esposas y amas de casa, sin duda; tenemos muchas responsabilidades, pero depende de nosotras no sentirnos agobiadas por las mismas, sino más bien, organizar nuestro tiempo para cumplir con las tareas, pero además, brindarles tiempo de calidad a nuestros hijos y familia, encontrar la paz y poder transmitirla a las personas que nos rodean. ¡Que Dios me las bendiga!

Ver más
Marilyn Cejas

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros. 

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente en que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.

Puedes seguirme en instagram como @creciendoconmama

Publicidad

Publicidad