¡Nuestro (a) bebé se siente mal pero estamos en cuarentena! ¿Qué hacer?

Marilyn Cejas

Una de las cosas más difíciles de esta cuarentena la vivimos mi esposo y yo hace algunos días con nuestra hija de dos años y medio, a quien una noche la sentimos un poco caliente y nos asustamos, ya que comprobamos que era fiebre pero la preocupación aumentó cuando despertó.

Antes de seguir compartiendo nuestra experiencia, quiero decirles que desde que hemos estado con nuestra hija en casa, por la pandemia del coronavirus, siempre le he pedido a Dios que esté con salud y que ninguno se enferme, que el Señor aleje ese virus y cualquier malestar de nuestro hogar.

Publicidad

Sin embargo, hay algo que es cierto y que como madre tengo que entender, los niños conforme van creciendo, van desarrollando ciertas áreas de su cuerpo y a esa edad, quizá la parte más crucial (por los malestares) son los dientes y las muelas, los cuales terminan de salir aproximadamente a los tres años de edad.

Pues bien, lo que quiero compartir es ese sentimiento de angustia que me dio al ver que mi bebé tenía fiebre y luego comenzó a llorar, pero me decía "me duele la boca mamá", así que inmediatamente la revisamos bien y en efecto, son las muelas que le están saliendo, pero no sólo abajo sino también arriba, así que el malestar ha sido terrible, ha perdido el apetito y se puso estítica.

Publicidad

De esta experiencia hay algo que me deja pensando, y es que en esta época de cuarentena, nos tuvimos que convertir en los doctores de mi hija, revisarla tan detalladamente para pensar o no en sacarla a alguna clínica cercana; pero también estaba presente el miedo por el contagio del coronavirus, al que estamos expuestos todos si salimos de casa. Les escribí a su pediatra rogando que respondiera y le agradezco mucho porque sí lo hizo, me recomendó no llevarla.

Gracias a Dios pude hacerle las preguntas necesarias para despejar un poco mis dudas y cuando mi bebé se comenzó a sentir mal, ya tenía dos días sin hacer sus necesidades fisiológicas, así que estaba preocupada por partida doble. Hace algunos meses se puso estítica y guardé el medicamento que le recomendó en ese momento, así que no dudé en preguntarle si podía usarlo y en efecto me dijo que sí, así que se lo di y el mismo día en la noche logró hacer, como dice el dicho "Mujer precavida vale por dos".

Ha sido un proceso largo porque el dolor sigue allí, las muelas no terminan de salir, pero al menos tengo la tranquilidad de que como padres actuamos bien y esperamos, no sacamos a nuestra bebé a un hospital ni la pusimos en riesgo, a ella y a nosotros mismos; en esta época es bien difícil saber cómo actuar ante un malestar de nuestro hijo, los padres no somos doctores pero de lo que estoy segura es que sí podemos hacer una revisión profunda para más o menos saber qué puede tener y allí tomar una decisión.

En realidad la cuarentena por la pandemia del coronavirus, nos ha puesto todo muy difícil pero a la vez nos ha enseñado muchas cosas y para mí como madre, es muy importante tener presente a Dios siempre en nuestro hogar, en nuestros corazones y a donde vayamos; también es súper importante enseñar a nuestros hijos a orar, la verdad así podremos sobrellevar mucho mejor las diversas situaciones que se pueden presentar. ¡Que Dios me las bendiga!

Ver más
Marilyn Cejas

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros. 

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente en que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.

Puedes seguirme en instagram como @creciendoconmama

Publicidad

Publicidad