SALUD Creciendo con Mamá -  15 de septiembre 2021 - 07:00hs

Prohibir el uso de los smartphones a los niños, un gran reto para los padres y muy necesario

Existen muchos riesgos para la salud mental y física de los niños cuando decidimos darles un teléfono celular o tablet; por eso esta semana abordaremos este importante tema, partiendo de mi propia experiencia.

Marilyn Cejas
Por Marilyn Cejas

Si bien es cierto que nosotras las madres tenemos muchas responsabilidades, la más importante es criar a nuestros hijos y muchas veces las obligaciones con nuestro trabajo, quehaceres del hogar, etc.; nos hacen ofrecerle el celular a los niños como alternativa para "entretenerse" mientras terminamos, para no tenerlos encima ni con estrés.

Sin embargo; caemos en un error y sin darnos cuenta, ya el hecho de manejar por tiempo prolongado estos aparatos tecnológicos se convierte en un problema; la conducta de nuestros hijos comienza a cambiar, empiezan las pesadillas en la madrugada, no quieren dormir, entre muchas otras cosas.

Hoy quisiera compartir mi experiencia y nuestra experiencias como padres de una niña de casi 4 años de edad. El estar en teletrabajo desde inicios de pandemia, nos hizo que no pudiéramos tener a nuestra hija en la guardería donde estaba. Al principio mi esposo y yo estábamos en casa con mi hija, así que nos turnábamos para atenderla, sin embargo; cuando mi esposo comenzó a irse a la oficina, quedé con mi niña en casa, con las obligaciones del hogar y el trabajo por supuesto.

Mi niña hace siesta en horas de la tarde, en ese momento le daba el teléfono para poder hacer otras cosas y en minutos, se quedaba dormida, así que ya lo dejaba de usar; y en las noches se lo dábamos mientras veíamos alguna serie o película.

¿Qué pasó? Pues mi niña comenzó a despertarse varias veces en las noches llorando, al momento de irnos a la cama y pedirle el teléfono se negaba y se ponía a llorar; por otro lado, al iniciar la escuelita, pidió en la mañana el teléfono, se le negó y nos hizo una pataleta increíble. Y así, otras situaciones que nos dejaron preocupados.

Todos los padres debemos buscar ayuda y orientación cuando se nos presenta una situación que no sabemos manejar con nuestros hijos, sobre todo porque lo más importante es su salud, en todos los aspectos. La maestra de su escuelita nos orientó y nos dio su opinión al respecto de lo que había pasado con mi hija; luego buscamos una opinión de una psicopedagoga a quien le tenemos mucho cariño, ambas coincidieron en que lo mejor es que no se lo ofreciéramos más.

Seguí sus valiosos consejos y en lugar de ofrecerle el teléfono o la tablet, le expliqué que si quiere ver comiquitas se las pondremos en la tele a partir de ahora, para mi sorpresa mi niña no lloró ni me hizo pataletas, y tiene varios días sin pedir ni ver el celular.

La verdad es que el uso de la tecnología en este caso, les hace un daño terrible a los niños, mi niña ya duerme toda la noche, no se despierta llorando por pesadillas y su actitud también ha cambiado. Vamos poco a poco, ella igual es una niña, está enfrentando varios cambios en muy pocos días y es normal que sea difícil.

Ahora juega más tiempo con sus juguetes

La semana que viene en otra nota les hablaré sobre lo que opinan los especialistas sobre el uso de teléfonos en niños de 1 a 12 años. ¡Que Dios me l@s bendiga!