Varsovia Economía -  12 de octubre 2012 - 11:41hs

El gobierno polaco anuncia un vasto plan de inversión en empleo

VARSOVIA, ( AFP ). El primer ministro polaco, Donald Tusk, presentó el viernes en el Parlamento un vasto programa de inversiones para fomentar el empleo y pidió un voto de confianza para su gabinete, que enfrenta una pérdida de popularidad.

"Nuestra prioridad es mantener a cualquier precio el crecimiento, aunque sea más lento, para proteger el empleo", declaró Tusk, cuya gestión a la cabeza del gobierno es valorada negativamente por el 44% de los polacos, cuando solo el 26% la aprueba, según un sondeo del Instituto TNS Polska, publicado el viernes.

"El poder se está quedando sin aliento. Ya no vemos al gobierno actuar, ni para responder a las señales de la crisis que podrían aparecer, ni para resolver los problemas que afectan a la gente a diario", explicó a la AFP Stanislaw Mocek, politólogo de la Academia polaca de ciencias.

La tasa de desempleo alcanzó en septiembre el 12,5% de la población activa, el equivalente a dos millones de personas en un país con 38 millones de habitantes.

Tusk anunció una inversión de 60.000 millones de zlotys (15.000 millones de euros o 19.000 millones de dólares) para el desarrollo del sector energético hasta 2020, con la construcción de nuevas centrales tradicionales, de un terminal de gas y de nuevos gasoductos.

Prometió la creación de un fondo de inversión especial de 10.000 millones de euros (13.000 millones de dólares), gestionado por el banco estatal BGK y destinado a estimular el mercado laboral hasta 2015. El fondo se alimentará de acciones que el Estado posee en diferentes empresas, precisó.

El primer ministro aseguró que el programa de construcción de autopistas y de modernización de la red de carreteras polacas se mantendrá con inversiones de más de 10.000 millones de euros en tres años.

También prometió que "uno de los proyectos más decepcionantes hasta ahora, es decir la modernización de los ferrocarriles", será reactivado con inversiones de 7.500 millones de euros (9.700 millones de dólares) de aquí a 2015 y con licitaciones públicas en 2013 para la compra de nuevos trenes.

En el poder desde hace cinco año, reelecta en 2011, la coalición centrista de la Plataforma cívica de Tusk y del partido campesino PSL dispone actualmente de una escasa mayoría de 234 diputados sobre el total de 460 de la cámara baja.