ROMA Economía - 

Italia prepara caso contra Bank of China por blanqueo

La fiscalía italiana quiere procesar a 297 personas y al Bank of China en relación con una investigación sobre lavado de dinero sobre la que informó Associated Press este mes.

Entre los sospechosos, en su mayoría migrantes chinos que viven en Italia, hay cuatro altos cargos de la filial en Milán del banco estatal chino. Según la fiscalía, al menos algunos de los sospechosos emplearon técnicas similares a las de la mafia, incluida la intimidación, indicaron el sábado medios italianos.

El caso subraya la gran economía subterránea china en Europa y los problemas de la cooperación legal y judicial para seguir el ritmo a los lazos económicos, legales e ilegales, que vinculan China y Occidente.

Los fiscales calculan que en menos de cuatro años se enviaron a China más de 4.500 millones de euros (5.100 millones de dólares) producto de la venta de productos falsos, la prostitución, la explotación laboral y la evasión de impuestos, utilizando un servicio de transferencia de dinero que es propiedad en parte de migrantes chinos.

Casi la mitad de ese dinero se canalizó a través del Bank of China, que a cambio ganó unos 758.000 euros en comisiones, según documentos italianos sobre la investigación. El dinero se fraccionó en pequeñas sumas para evitar ser detectado y tanto la dirección como el personal auditor del banco eludieron informar de transacciones sospechosas, afirmaron los fiscales, lo que ayudó a ocultar la fuente y el destino de los fondos.

Beijing, que ha pedido ayuda de Occidente para dar con su propios fugitivos de delitos económicos, no cooperó con la investigación, señalaron las autoridades italianas. Una vez el dinero salió de Italia, señalaron, se desvaneció. La policía italiano no pudo continuar sus pesquisas en China, pero AP pudo rastrear parte del dinero hasta una gran empresa de importación y exportación controlada por el gobierno, que se ha visto acusada en reiteradas ocasiones de enviar mercancía falsificada, en algunos casos a Estados Unidos.

En respuesta al artículo de AP, el diario estatal chino Global Times publicó un desmentido, en chino, en el que defendía al Bank of China y tachaba el reporte de AP de "extraño". El artículo, recogido por otros medios chinos, citaba a un experto legal que afirmó que la entidad asiática "no tiene obligación de cooperar con la policía italiana".

El Bank of China ha negado cualquier mala práctica, y abogados de los propietarios de la red de envío de dinero defendieron la inocencia de sus clientes.

La cooperación judicial se ha vuelto crucial para Beijing, que presiona a los gobiernos occidentales para que les ayuden a buscar a funcionarios corruptos huidos al extranjero. La amplia campaña anti corrupción del presidente, Xi Jinping, es una máxima prioridad para el Partido Comunista, que intenta reforzar su legitimidad. Beijing ya ha castigado a unos 100.000 funcionarios por corrupción.

Italia y China firmaron en septiembre un memorando de cooperación judicial. Hasta ahora, los indicios más visibles de colaboración han sido en favor de Beijing.

Italia extraditó en febrero a una mujer china acusada de robar más de 1,4 millones de yuanes (225,515 dólares) durante su periodo trabajando en una empresa de valores en la provincia de Heibei. Fue la primera extradición desde Europa a China por un delito económico, según el Ministerio chino de Seguridad Pública.

Según el sistema judicial italiano, un juez considera la solicitud del fiscal y o bien ordena un juicio o bien desestima el caso. La decisión podría demorarse meses.

En Italia, tanto personas como instituciones pueden estar sujetas a juicios.

El caso presentado por la fiscalía incluye operaciones realizadas entre 2007 y 2010, indicaron medios italianos.

La oficina de la fiscalía estaba cerrada durante el fin de semana.