Los ensayos de Juan José Henríquez fueron de mucho trabajo, pues el santeño quiere salir de la zona de peligro.