Es normal que las personas tengan apodos y los concursantes de Cuna de Acordeones no se escapan de exponer sus intimidades ante las cámaras de Telemetro.com y Chacatín.