Como ya es costumbre, las tunas de Las Tablas tuvieron su culeco para celebrar el Año Nuevo y la controversia durante el topón no faltó.