EEUU Famosos -  25 de mayo 2016 - 10:44hs

Courteney Cox y Johnny McDaid se plantean vivir por separado

La pareja formada por la actriz Courteney Cox y el roquero Johnny McDaid protagonizó recientemente una sonada reconciliación tras separarse el pasado mes de diciembre, pero eso no significa que algunos de los problemas que les llevaron inicialmente a romper su compromiso matrimonial, como la falta de acuerdo sobre dónde iniciar su vida en común, se hayan evaporado por completo.

Tanto es así, que ambos estarían estudiando ahora la posibilidad de vivir cada uno a un lado del Atlántico hasta que puedan tomar una decisión final al respecto, una opción que, sin embargo, no parece haber gustado a sus allegados y en especial a Jennifer Aniston, amiga íntima de Courteney.

"Aunque Johnny y Courteney se plantean vivir por separado hasta saber a ciencia cierta a qué ciudad les conviene mudarse, casi todos sus amigos les han dicho que esa no es precisamente una buena idea. De hecho, Jennifer [Aniston] ha tenido que recordarle a Courteney que estuvo a punto de separarse de Justin [Theroux] cuando él vivía en Nueva York y ella en Los Ángeles", reveló una fuente al diario The Sun.

Una de las razones que explican las profundas diferencias de criterio entre los dos artistas reside en el deseo de Courteney de que su hija Coco no tenga que sobrellevar un traslado que, entre otras cosas, podría alterar el acuerdo de custodia compartida que la estadounidense mantiene con su exmarido David Arquette.

"Este conflicto ya lo tenían antes, de hecho fue uno de los motivos que les llevó a separarse. Johnny está deseando volver a Londres porque es en esa ciudad donde tiene su estudio de grabación. Pero por ahora Courteney sigue sin estar dispuesta a que Coco tenga que crecer lejos de su familia y amigos, además de que tampoco quiere adentrarse de nuevo en el complicado tema de la custodia", añadió el mismo informante.

Aunque la protagonista de 'Friends' y el guitarrista de la banda Snow Patrol han decidido darse una segunda oportunidad, por el momento los planes de boda que tuvieron que cancelar al separarse en diciembre siguen en suspenso, a la espera de concretar dónde establecerán finalmente su residencia.

"Ahora mismo no están comprometidos, aunque sus amigos esperan que pronto haya novedades sobre ese tema. Los dos se quieren mucho y les cuesta estar separados. La ruptura de hace unos meses les ayudó a ver las cosas desde otra perspectiva y, en el fondo, ha tenido un efecto positivo en su relación", explicaba una fuente a la revista Grazia.