Malena Costa y Mario Suárez en su boda (c) Instagram

Showbiz

Cada vez es más frecuente que las celebridades decidan mantener sus bodas en el más estricto secreto, convocando a sus invitados bajo cualquier pretexto para una vez reunidos en el enclave elegido sorprenderles con el anuncio de que están a punto de verles pasar por el altar, una manera muy efectiva de evitar filtraciones a la prensa y poder disfrutar de un momento tan especial en la más estricta intimidad.

Sin embargo, lo que ya no es tan común es que la propia novia acuda a su gran día sin saber lo que le espera, pero eso es exactamente lo que le ha sucedido a Malena Costa.Tras retrasar en varias ocasiones su enlace con el futbolista Mario Suárez, primero por la llegada de su primogénita Matilda el verano pasado y poco después por el nuevo embarazo de la modelo, que está esperando su segundo retoño para el próximo mes de agosto, la feliz mamá ya había adelantado que aplazaría todos los planes al respecto hasta el nacimiento del bebé.

Publicidad

Pero según se ha podido saber ahora, su chico no estaba dispuesto a esperar un día más para convertirse en su marido, así que el pasado viernes el futbolista organizó una fiesta en una playa de Mallorca al atardecer a la que acudieron solo sus más allegados y que resultó ser en realidad una bonita ceremonia en la que darle el 'sí quiero' a la madre de sus retoños.

"Pensé que iba a una fiesta... y de repente me encontré en EL DÍA DE MI BODA. Una boda sorpresa para todos, organizada por el hombre de mi vida y ahora mi marido! Nunca hubiese imaginado una boda más bonita, romántica, emotiva y todas las palabras bonitas que se puedan decir!!! Gracias mi amor por sorprenderme siempre!!!! Una fecha que nunca olvidaremos! 16.06.2017 (sic)", ha revelado emocionada la maniquí a través de su cuenta de Instagram, donde ha compartido varias imágenes de su gran día en las que aparece luciendo una sonrisa de oreja a oreja y una ya abultada barriguita.

Aunque todos los detalles del enlace corrieron a cargo del jugador del Valencia -Malena llegó al lugar de la ceremonia con una venda en los ojos para mantener la sorpresa hasta el último segundo-, parece que su pareja acertó de pleno y consiguió organizar la boda de los sueños de su chica.

"Imposible elegir una sola foto en un día tan increíble. Fiesta de blanco, en la playa, el amor de mi vida, nuestros seres queridos... un sueño hecho realidad", rezan dos de los mensajes compartidos por la flamante novia. Al igual que el resto de los asistentes, tanto los novios como su pequeña acudieron vestidos de blanco: Malena con un vaporoso vestido de Charo Ruiz y su larga melena peinada en una trenza, que más tarde se soltó, y él con un conjunto de pantalón y camisa muy informal que completó con unas alpargatas.

Sin duda, la gran protagonista del día -con permiso de sus padres- fue la pequeña Matilda, que en las imágenes compartidas por Malena en la esfera virtual aparece gateando por el altar y en brazos de su madre ajena al momento tan especial que tenía lugar a su alrededor. En breve, Matilda se convertirá en hermana mayor con la llegada del nuevo bebé, que el futbolista y la modelo ya han revelado que se llamará igual que su padre: Mario.

Publicidad