Malena Costa con sus dos hijos, Matilda y Mario (c) Instagram

Showbiz

Hace poco más de tres semanas Malena Costa vivió uno de los días más felices de su vida con el nacimiento de su segundo hijo, un niño que se ha llamado igual que su padre, el futbolista Mario Suárez, y que venía a completar la bonita familia que ambos han formado junto a su primogénita Matilda, de un año.

Sin embargo, ese momento tuvo un sabor agridulce para la modelo debido a que su pareja no pudo estar a su lado por motivos de trabajo, tras su fichaje por un equipo de la liga china.

Publicidad

Aunque en su momento la maniquí transmitió una imagen de felicidad a través de las redes sociales, ahora se ha sincerado sobre los sentimientos encontrados que experimentó, especialmente cuando tuvo que decirle adiós a su marido en el aeropuerto justo horas antes de dar a luz.

"11 de Julio, Mario se iba a China a empezar su primera temporada con su nuevo equipo Guizhou Hengfeng Zhicheng de Gregorio Manzano. Una nueva aventura en la otra parte del mundo, yo queriendo pensar en positivo: estaba muy feliz por Mario, porque sé que esta nueva aventura le ilusionaba mucho, pero tampoco podía evitar estar triste porque en un momento tan importante de nuestras vidas no pudiéramos estar juntos", explica Malena en su blog personal para la revista Glamour, en el que relata cómo vivió el separarse del deportista.

"La despedida en el aeropuerto fue de película, odio las despedidas y creo que esta ha sido la que más me ha costado, con Matilda en brazos y Mario aun dentro de mi barriguita y sin saber cuándo volveríamos a verle".

De momento, Malena ya ha adelantado que tendrá más hijos en un futuro, aunque en esta ocasión se tomará antes un descanso para disfrutar de sus retoños, después de quedarse embarazada de nuevo a los cuatro meses del nacimiento de su primogénita.

"Fue increíble volver a vivir algo tan espectacular, me dio mucha pena que Mario no pudiera estar, pero también me hizo mucha ilusión vivirlo junto a mi madre: para mi fue súper especial e imagino que para ella increíble. Poder estar en el parto de tu hija debe ser inolvidable", asegura.

Publicidad