EEUU Famosos -  17 de enero 2019 - 12:45hs

Rosie O'Donnell recuerda la "emoción" que sintió al sostener por primera vez a su nieta

La actriz y humorista Rosie O'Donnell no ha tardado en compartir públicamente la felicidad y la ilusión que irradia estos días tras haberse convertido recientemente en abuela, un título que todavía está tratando de asimilar pero del que está convencida que le brindará un sinfín de satisfacciones a lo largo del año que acaba de arrancar.

De la misma forma, la extrovertida intérprete ha querido relatar la sucesión de acontecimientos que desembocaron en una de las experiencias más impactantes y "emocionantes" de su vida, la que se desprende de la oportunidad de sostener por primera vez a su nieta en brazos ante la sonrisa cómplice de su hija Chelsea, madre de la adorable criatura.

"Me llamó desde Wisconsin, mi hija Chels, que vive allí junto a su pareja Jake. Me llamó y me dijo: 'Estoy de parto'. Me monté inmediatamente en un avión, pero por desgracia me perdí el nacimiento. Llegué una hora tarde, pero a mí hija le hizo ilusión", ha explicado la estrella de la comedia, quien durante años mantuvo una relación muy tensa con Chelsea, como ella misma solía contar en sus entrevistas, a su paso por el programa 'Today'.

"Poder sostener en mis brazos a Skylar [nombre de la recién nacida] fue algo muy emocionante y me puso un poco nerviosa. Pero es un amor, tiene la cabeza llena de pelo negro, muy abundante, y ya se la puede peinar y todo", ha expresado con orgullo en la misma conversación.La cómica estadounidense, madre de otros cuatro hijos de edades comprendidas entre los seis y los 23 años de edad, ha querido poner una vez más de manifiesto que ya no queda ni rastro de todas esas desavenencias y rencillas que marcaron sus numerosos enfrentamientos -algunos muy públicos- con Chelsea, a quien adoptó junto a su exmujer Kelli Carpenter cuando la ahora mamá era solo un bebé.

"La verdad es que me siento muy afortunada de que las cosas estén mejor que nunca entre nosotras. Y ver a mi hija tan feliz y contenta, unida a un hombre que la ama con locura y centrada en el cuidado de su bebé, es lo mejor que me puede pasar como madre. Creo que para aquellos que han sido adoptados, como es su caso, es importante verse ligados a una criatura que tenga sus propios genes y a la que pueda ofrecer una vida diferente", ha apuntado en la misma conversación.

En esta nota: