Malena Costa

Showbiz

Independientemente de la estilizada figura que luce a día de hoy y del buen estado de forma que siempre le ha caracterizado hasta después de dar a luz a sus dos retoños, Matilda y Mario, lo cierto es que la modelo Malena Costa no pudo evitar, de cara a su esperado regreso a las pasarelas tras una larga temporada de inactividad en ese sentido, verse invadida por el nerviosismo y, sobre todo, por unas "inseguridades" sobre su imagen que solo se explican con los estrictos cánones de belleza que todavía imperan en la industria de la moda.

"Después de ser madre de dos hijos, nunca sabes cómo te vas a quedar. En mi profesión de modelo ya sabéis que el físico es muy importante entre otras cosas, pero la inseguridad que las madres tenemos después de parir e incluso durante el embarazo, de pensar si luego seremos las mismas de antes, es algo que siempre está presente", se ha sincerado la mallorquina en su cuenta de Instagram, justo antes de reivindicar la pasión que siente por su trabajo y su compromiso a seguir siendo económicamente independiente.

Publicidad

"Mi objetivo después de tener a dos preciosos hijos, de los que me siento muy orgullosa, era estar igual o mejor que antes. He luchado mucho por ello, porque para mí era muy importante continuar mi carrera profesional y tener, como siempre, mi independencia económica, que es lo que más feliz me hace. No sé si he conseguido estar mejor o igual, lo que si sé es que me siento feliz de que los clientes hayan vuelto a confiar en mí", ha añadido en su extensa y sincera carta abierta.

Claro que la percepción sobre lo que implica tener un cuerpo "ideal" es muy subjetiva y, en este aspecto, la estrella de las pasarelas sabe que no siempre va a poder contentar a todos los sectores del público.

Por ello, Malena confía y recurre a su propio criterio a la hora de valorar su reciente y exitosa participación en un nuevo desfile de la firma Calzedonia, un evento del que salió con sensaciones muy positivas.

"Hay gente que ha escrito por aquí que estoy demasiado delgada, otros que demasiado gorda para desfilar, no sé, todo eso depende de los ojos que lo vean (y también del problema que tengan en su cabeza). No creo en que los cánones tengan que ser de una sola medida, tampoco quiero parecerme a nadie. Soy como soy y mi objetivo es simplemente tratar de ser la mejor versión de mí misma", ha sentenciado la esposa del futbolista Mario Suárez.

Publicidad