El rapero A$AP Rocky

Showbiz

El cantante conocido como A$AP Rocky permanece detenido desde el pasado 1 de julio a la espera de que la justicia sueca decida si presentará o no cargos en su contra por una supuesta agresión con agravantes en la que habría participado el domingo anterior.

En el momento del arresto, que tuvo lugar unas horas después de que actuara en un festival de hip-hop de la ciudad, se alegó que el músico y tres personas de su equipo de seguridad habían propinado una brutal paliza a un hombre a la salida de un restaurante de comida rápida. Él, por su parte, ha desmentido esa versión de los hechos apoyándose en un vídeo que se ha publicado en su Instagram y que demostraría que dos desconocidos -que se encontraban supuestamente bajo los efectos de ciertas sustancias- le increparon a él y a sus acompañantes por la calle mientras ellos les pedían en repetidas ocasiones que les dejaran tranquilos y se marcharan.

Publicidad

La información que publica ahora el portal TMZ citando a personas que se encontrarían en contacto directo con el entorno del artista afirma que A$AP está siendo retenido en unas instalaciones "no apropiadas para seres humanos" y que llevaría todo este tiempo durmiendo en el suelo sobre una esterilla y sin mantas.

Las condiciones higiénicas de su celda, que se encontraría pared con pared con otra ocupada por un individuo con enfermedades mentales que arrojaría sus heces a través de los barrotes, también serían pésimas y durante los cinco primeros días el intérprete solo habría recibido una manzana al día como alimento. Esas mismas fuentes insisten en que ni el agua ni la comida que recibe tienen un aspecto saludable.

Al parecer, A$AP también habría tardado dos días en recibir permiso para hablar con un representante del consulado estadounidense, como es su derecho legal, y en ningún momento habría podido entrevistarse en solitario con esa persona, lo que el mencionado medio describe como una "táctica intimidatoria".Se espera que el rapero comparezca este mismo viernes ante un tribunal.

Publicidad