Chance the Rapper

Showbiz

En un primer momento, la historia de amor del músico Chance the Rapper y su esposa Kirsten parece un cuento de hadas: la pareja se casó a principios de este año después de que él le propusiera matrimonio por sorpresa frente a sus seres queridos y su hija en común de 3 años durante las celebraciones del 4 de julio, y en la actualidad están esperando su segundo retoño.

Sin embargo, su relación sentimental atravesó una grave crisis en 2016 que solo consiguieron superar gracias a la fe cristiana que abrazaron juntos. El artista habla de ese duro proceso en su canción "We Go High" de su disco "The Big Day" que define como una oda moderna a la institución del matrimonio en la que desvela que jamás podrá agradecerle lo suficiente a su chica que decidiera dejar de mantener relaciones sexuales hasta el matrimonio y le perdonara eventualmente todos sus errores pasados para darle una segunda oportunidad.

Publicidad

"Esa canción contiene el mejor verso que he escrito en toda mi vida. En ella explico que mi mujer me salvó literalmente la vida al abrazar el celibato y aceptar ser bautizada", ha confesado el artista, que había proclamado su amor por Jesús antes del lanzamiento de su mixtape de 2016 "Coloring Book", en el programa de radio de Nicki Minaj para Apple Music.

"Obviamente, se trató de una elección suya que también cambió su vida, pero ahora mismo estamos hablando de mí y he de decir que para mí también supuso un antes y un después. Ahora tengo claro de dónde proviene mi fuerza".

Publicidad