Tania Llasera, en una de las fotos que ha subido a su perfil de (c) Instagram

Showbiz

La presentadora y modelo Tania Llasera se ha destacado en los últimos años por ser una de las más firmes detractoras de la obsesión que ciertos medios e internautas parecen tener con los mal llamados 'cuerpos perfectos', es decir, aquellos que se ajustan por completo a los cánones de belleza inflexibles y poco realistas que han imperado tradicionalmente en todos los ámbitos de la cultura popular.

Por tanto, no debería resultar sorprendente que la catalana haya querido ofrecer a sus seguidores de Instagram, así como a cualquier otro individuo que esté pendiente de sus andanzas por la esfera virtual, una colección de fotos que la retratan en su casa y ataviada con un favorecedor bikini que resalta sus curvas y muestra -sí, también- una celulitis que ella luce orgullosa.

Publicidad

"'Posado por sorpresa' le voy a llamar a esto. Hago uno hoy (principio de vacaciones) y haré uno dentro de una semana al final de las vacaciones. De esta manera mato dos pájaros con la misma piedra: uno, enseño lo que hay (posando viva pero se aprecia celulitis y masa y no quiero quitarlo porque es mío). Y es sano que se vea que aquí tengo de todo y estoy más sana que una manzana", reza un primer extracto del mensaje que acompaña a la publicación.

El segundo de los motivos que le han empujado a presentarse en traje de baño antes de llegar a la playa va ligado a un objetivo disuasorio, concretamente el de evitar que los paparazzi se centren demasiado en su persona durante sus días de descanso y, de esta forma, ahorrarse el análisis minucioso que algunos profesionales del corazón realizarán sobre las particularidades de su físico mientras ella se relaja en la costa."

Segundo: reviento las fotos de los paparazzi en la playa (veremos si esto funciona porque el año pasado estaba en portada y no he adelgazado ni un gramo, ni pienso). ¡Hala! Ya tenéis mi #posadoporsorpresa", ha añadido en la misma publicación la también madre de los adorables Pepe Bowie y Lucía Lennox.

Publicidad