Lizzo

Showbiz

Los últimos meses han sido un verdadero frenesí para la cantante Lizzo, que ha visto despegar a nivel internacional su carrera gracias en parte a la repercusión de su actuación en los MTV Video Music y a su mensaje de inclusión y amor propio.

Sin embargo, aún le queda alguna que otra valiosa lección por aprender en vista del error de principiante que acaba de cometer en las redes sociales al publicar un tuit en pleno ataque de furia que podía tener graves consecuencias.

Publicidad

Todo comenzó cuando la estrella de la música no recibió en su hotel de Boston el pedido que había realizado a través de la app de comida a domicilio Postmates y no se le ocurrió otra idea que ponerse en contacto con la compañía a través de Twitter para informar de lo ocurrido incluyendo en su mensaje una captura de pantalla en la que se veía el nombre completo y la foto de perfil de la repartidora a la que acusaba de haberle robado: "Esa chica tiene suerte de que ya no me meta en peleas", añadía.

Según ha desvelado el portal TMZ, los responsables de atención al cliente de Postmates estudiaron su queja y llegaron a la conclusión de que su empleada había esperado los cinco minutos de rigor tras intentar contactar con el cliente sin éxito y, pasado ese tiempo, continuó con su jornada laboral.

Al parecer, la información de entrega no especificaba un número concreto de habitación y tampoco incluía el número de teléfono de la artista para intentar llamarla por teléfono y, aunque la repartidora habría acudido a la recepción del hotel en busca de ayuda, finalmente acabó por desistir al no lograr localizar a nadie.

Ahora a Lizzo le ha tocado emitir el comunicado de rigor pidiendo perdón por haber desvelado la información personal de la trabajadora, poniéndola en una situación en que esta ni siquiera ha querido salir de casa en el último par de días por miedo a lo que pudiera hacerle algún fan perturbado de la artista.

"Me disculpo por haber puesto a esa chica en el punto de mira. Soy consciente de que cuento con una larga base de seguidores y que hay muchas variables que podrían haberla puesto en peligro. Voy a ser mucho más responsable con la manera en que utilizo mis redes sociales y mantendré a raya mi orgullo a partir de ahora", ha prometido.

Publicidad