Lady Gaga con el impresionante diamante que Tiffany le prestó para los Óscar

SHOWBIZ

Este año Lady Gaga acudió a los Óscar con un impresionante collar de Tiffany adornado con el famoso diamante amarillo de 128 quilates de la marca. Se trata de una pieza que había lucido en público por última vez Audrey Hepburn para las fotografías promocionales de la película 'Desayuno con diamantes'.

Como era de esperar, la joya contaba con su propio equipo de seguridad cuya única misión era seguir a todas partes a la artista para asegurarse de que nadie intentaría robarlo aprovechando la confusión de la entrega de premios. Sin embargo, la cantante y actriz -que acudía nominada por partida doble por su trabajo en 'Ha nacido una estrella- hizo pasar a esos pobres guardaespaldas una de las peores noches de sus carreras.

Publicidad

En primer lugar, se marchó de la gala sin avisar a nadie y además lo hizo para irse de fiesta a casa de Madonna, con el valiosísimo collar todavía puesto.

"Mi hermana y yo estábamos intentando abrirnos paso bebiendo todo el champán que había entre bambalinas, y no se lo dije a nadie cuando finalmente nos marchamos. Todo el mundo se volvió loco porque aún llevaba puestos los diamantes", ha explicado en una entrevista al programa 'The Graham Norton Show'. "En casa de Madonna sí que me di cuenta de que me estaban mirando de reojo".

Al final, los guardias le dieron el alto a su coche cuando iba camino de un Taco Bell para recoger un tentempié y dar por concluida la velada. Aunque se mostraron "muy amables" con ella en todo momento, le dejaron claro que había llegado el momento de que les devolviera el collar.

Publicidad