James Rodríguez anotó su primer gol con la camiseta del Everton

AFP

Después de haber puesto en aprietos al Liverpool, el recién ascendido Leeds del técnico argentino Marcelo Bielsa ganó este sábado sus primeros tres puntos en la Premier League (4-3 ante el Fulham), mientras que el Everton y James Rodríguez volvieron a brillar (5-2 ante el West Bromwich).

Dieciséis años después, el Leeds volvió a disputar un partido en la élite del fútbol británico en su estadio de Elland Road.

Publicidad

Una semana después de perder 4-3 en Anfield, logre o no su objetivo de la permanencia, el Leeds de Bielsa promete espectáculo para toda la temporada.

El portugués Helda Costa adelantó al equipo dirigido por el 'Loco' en el minuto 5.

Publicidad

El delantero serbio del Fulham Aleksandar Mitrovic estableció la igualada al convertir un penal en el minuto 35.

También desde el punto fatídico, el polaco Mateusz Klich devolvió la ventaja al cuadro local en el 40.

Ya en el segundo acto (51), Patrick Bamford amplió la renta, y de nuevo Costa pareció sentenciar el partido (57).

Pero el Fulham, por medio del jamaicano Bobby Decordova-Reid y Mitrovic por segunda ocasión llevó la incertidumbre hasta el final del choque.

Los dos arqueros franceses Ilan Meslier por el Leeds y Alphonse Areola, en su primer partido con su nuevo club, vivieron una tarde complicada, si bien ninguno de los goles puede achacarse a errores suyos.

Los dos primeros partidos del Leeds en la Premier han deparado 14 goles, la mayor cifra para los dos primeros choques de un equipo en la máxima categoría desde el Wolverhampton en 1962-1963.

La victoria de este sábado permite al Leeds pasar la página de su eliminación del miércoles en la segunda ronda de la Copa de la Liga inglesa.

Por su parte, el Everton mantiene un inicio perfecto de la temporada 2020-2021 después de su segunda victoria consecutiva, este sábado ante el West Bromwich Albion (5-2), gracias a un triplete de su delantero Dominic Calvert Lewin, y al estreno goleador del colombiano James Rodríguez.

Con 6 puntos en dos fechas y una diferencia de goles de +4, el Everton se pone en lo más alto de la tabla, mientras que el recién ascendido West Brom, con 0 puntos y -6 goles, deberá mejorar si quiere mantener la categoría.

La estrella indiscutible del partido fue Dominic Calvert-Lewin, goleador decisivo ante el Tottenham en la primera fecha.

Este sábado anotó de un acrobático remate de tacón (1-1, 31), empujando a la red sobre la línea de gol un pase del brasileño Richarlison (4-2, 62), y de cabeza a pase de corner de James Rodríguez (5-2, 66).

El colombiano había puesto por delante a los Toffees mediante un disparo raso cruzado y ajustado al palo en el minuto 45.

El último gol fue obra del defensor Michael Keane (3-2, 54).

A sus 23 años, Calvert-Lewin se convirtió en el jugador inglés más joven en firmar un triplete con el Everton.

Así pues, el técnico del Everton Carlo Ancelotti no escatimó elogios a sus pupilos después del partido.

"Por supuesto hoy Dominic fue un goleador top, pero también Richarlison lo hizo muy bien, la combinación de los dos en ataque fue buena", afirmó Ancelotti.

"Ellos estuvieron apoyados por James, que lo está haciendo muy bien. Estoy satisfecho en ataque, tenemos que hacerlo mejor en defensa", añadió el exentrenador del Real Madrid.

El marcador se antoja algo abultado para un West Brom no exento de talento, como demostraron sus dos goles obra de sus extremos (Grady Diangana, y el brasileño Matheus Pereira de libre directo a la escuadra).

Pero el WBA deberá trabajar la faceta defensiva y psicológica, como atestiguan las expulsiones de su lateral Kieran Gibbs en el tiempo extra del primer acto por golpear en la cara a James, y la del entrenador Slaven Bilic por protestar al árbitro.

Publicidad

Publicidad