Con Messi tocado en su orgullo, Argentina recibe a Ecuador

AP

BUENOS AIRES (AP) — Argentina comienza este jueves contra Ecuador el largo camino hacia el próximo Mundial de Qatar 2022 con el astro Lionel Messi tocado en su orgullo tras el conflicto con el Barcelona y un técnico que al primer tropiezo pondrá en duda su estabilidad.

Con 33 años, Messi está probablemente ante su último ciclo mundialista. A la motivación de saldar su única deuda deportiva, la Copa del Mundo, le suma ahora la particular paradoja de sentirse por primera vez en casa.

Publicidad

Durante años, el Barcelona fue su refugio de los sinsabores que padecía en la Albiceleste. Pues ahora el idilio con el club catalán se agrietó y la primera imagen pública del capitán con su selección es una sonrisa de oreja a oreja.

No estaba previsto que Messi jugara este partido ya que debía cumplir con una fecha de suspensión desde la roja que recibió en la Copa América 2019. Pero la CONMEBOL la dejó sin efecto esgrimiendo que el período para cumplirla había caducado.

Publicidad

Lionel Scaloni fue confirmado al frente del seleccionado albiceleste tras apagar el incendio que había dejado su antecesor Jorge Sampaoli en el Mundial de Rusia, en el que fueron eliminados en octavos de final por el eventual campeón Francia.

Mientras las opciones de otros apellidos más seductores se fueron cayendo, el interino — sin experiencia previa con un equipo profesional — obtuvo un decoroso tercer puesto en la Copa América 2019 y llevó adelante la renovación de plantel.

“Tenemos una buena base, cosa que antes a lo mejor no teníamos. Antes buscábamos chicos que se puedan poner la camiseta de la selección y demuestren que pueden jugar. Hoy podemos decir siete u ocho jugadores de memoria que son la base y otros tantos que están empujando”, aseguró Scaloni. “Tenemos mucho espíritu de competitividad, les pondremos las cosas difíciles a todos pero no nos podemos confiar”.

Scaloni deberá seguir dando pruebas de su idoneidad en cada fecha de la larga eliminatoria sudamericana. Se lo recuerda el antecedente de la anterior clasificación que Argentina consiguió en la última fecha tras cambiar tres veces de entrenador.

El arranque se le presenta prometedor: local en el estadio la Bombonera, sin público, ante un Ecuador en el que hará su debut el veterano técnico argentino Gustavo Alfaro, quien apenas tuvo un puñado de prácticas con sus nuevos dirigidos.

A diferencia de la Copa América, Scaloni no podrá repetir el tridente ofensivo Messi-Lautaro Martínez-Sergio Agüero, debido a que este último está lesionado. La alternativa es el extremo goleador del Sevilla Lucas Ocampos, quien puede alternar por ambas bandas.

Cuando todo parecía indicar que la pelea por el arco de la selección se acotaba a Franco Armani, indiscutido en River Plate, titular en el mundial y la Copa América, y Esteban Andrada, de Boca Juniors, irrumpió Emiliano Martínez del Aston Villa.

“Dibu”, como se lo apoda, seduce al entrenador por su estilo moldeado en el fútbol europeo, al que se fue de joven sin haber jugado en la primera división de Argentina. Formado en las inferiores del Arsenal inglés, este año logró continuidad por la lesión del alemán Bernd Leno y fue determinante en los títulos de la FA Cup y la Community Shield.

Esta temporada fichó para el Aston Villa a cambio de unos 22 millones de dólares, que ya empezó a justificar con un par de actuaciones.

“Hoy somos más un puñado de buenas intenciones que un equipo de fútbol”, reconoció Alfaro, quien asumió el 7 de septiembre tras el inesperado portazo de Jordi Cruyff sin siquiera haber debutado. “Ecuador se tiene que preparar y mentalizar para el partido que tiene que hacer más allá de la problemática que le puede plantear Argentina. Lo fundamental es llevar el partido al terreno que le conviene a Ecuador”.

En su dilatada trayectoria, Alfaro se destacó más administrando la escasez que la riqueza, como le sucedió en su última y fallida experiencia con Boca Juniors.

La Tricolor, que no participó de la última Copa del Mundo, encara las eliminatorias con algunos de los jugadores que lograron un histórico tercer puesto en el Mundial Sub20 de 2019, como el atacante Leonardo Campana, del Famalicão de Portugal.

Alfaro no podrá contar con el veterano volante Christian Noboa. El jugador del Sochi de la liga rusa no pudo llegar a tiempo a Buenos Aires por problemas con los vuelos.

Publicidad

Publicidad