El Inter solo puede empatar en casa con Borussia Mönchengladbach

AFP

El Inter de Milán no pudo comenzar con un triunfo su vuelta a la Liga de Campeones al empatar este miércoles en casa ante al Borussia Mönchengladbach (2-2), en un partido en que el equipo alemán aprovechó las pocas ocasiones que tuvo.

En partido del Grupo B, el primer tanto del partido llegó en la segunda parte, cuando el belga Romelu Lukaku, autor de los dos tantos interistas, anotó en el minuto 49.

Publicidad

Ese tanto llegó en una jugada en que Danilo D'Ambrosio salvó un balón que se marchaba fuera, centró hacia atrás y Lukaku culminó la jugada, después de que tocara Matteo Darmian.

Pero el Borussia, que había llegado poco a la portería contraria, obtuvo premio a uno de sus poco acercamientos con un penal del chileno Arturo Vidal sobre el suizo de origen camerunés Breel Embolo, que el árbitro sancionó tras revisar la jugada.

Publicidad

La falta máxima fue transformada por el argelino Rami Bensebaini (63).

Tras el empate, el Inter se lanzó al ataque de forma desesperada, e incluso el argentino Lautaro Martínez estrelló un balón en la madera en el minuto 81.

Pero sería el Borussia Mönchengladbach, dando la vuelta al partido, el que lograría marcar, en el minuto 84, por medio de Jonas Hoffman, en un contragolpe en el que sorprendió a Vidal, quedando solo ante el portero esloveno Samir Handanovic, al que coló el balón entre las piernas.

Cuando parecía que se le escapaban los tres puntos de forma injusta al Inter, llegó el tanto del empate de Lukaku en el minuto 90, con un remate en el área, tras un saque de esquina que tocó con la cabeza Alessandro Bastoni.

En el otro partido del Grupo B, el Shakhtar Donestk ucraniano dio la sorpresa al derrotar como visitante al Real Madrid por 3-2 y se colocó líder de la llave.

Publicidad

Publicidad