Fútbol -  8 de febrero 2021 - 19:36hs

Ligas europeas ven con recelo reforma de la Champions

GINEBRA (AP) — La Liga de Campeones será un torneo mucho más grande y rico. Pero los clubes de la clase media de Europa temen quedar en peores condiciones como resultado.

La UEFA detallará el martes a sus 55 federaciones nacionales el plan para darle una nueva fisonomía a la Champions a partir de 2024, añadiéndole cuatro equipos y 100 partidos extra en cada edición.

Quedar bien con la élite podría tener un efecto adverso más abajo.

El cómo repetir las nuevas plazas — a los campeones de países con menos recursos o a clubes históricos — y miles de millones de euros en ingresos son el tema central a tratar por los 30 miembros de la Asociación de Ligas Europeas.

“Existe el riesgo de quedar marginados", comentó el presidente de la asociación de ligas Lars-Christer Olsson sobre el encuentro virtual de miembros de la UEFA el martes.

La UEFA describirá como será una Champions de 36 equipos dentro de tres años, bajo un “modelo suizo”. La aprobación final por parte del comité ejecutivo de la UEFA podría darse en una reunión de los 55 miembros el 20 de abril en Suiza.

Los clubes enfrentarán a 10 rivales distintos en una única tabla, lo cual reemplazará el tradicional formato de la fase de grupos de seis partidos contra tres adversarios.

Los ochos primeros se clasificarían directamente a la ronda de octavos de final y los siguientes 16 disputarían un playoff para llenar las siguientes plazas en la etapa de eliminación directa.

Se pretende así satisfacer el reclamo de los clubes de las potencias del continente por mayores premios y que desean medirse entre sí con más frecuencia.

La propuesta de la UEFA tiene previsto 225 partidos en vez del formato actual de 125, uno que reparte casi 2.000 millones de euros (2.300 millones de dólares) en premios a los 32 clubes.

La UEFA esbozó su plan en medio de versiones de que algunos clubes, con el Real Madrid, han buscado el respaldo financiero para crear una Superliga de 20 equipos, con 15 permanentes. Un “G15”, a criterio de Olsson.

Ahora, las ligas europeas confían que las federaciones de los países más débiles de la UEFA sabrán defender los intereses de sus clubes.

“Espero que más y más asociaciones entiendan lo que está ocurriendo", dijo Olsson, ex director ejecutivo de la UEFA, en una entrevista telefónica con The Associated Press.

Olsson advirtió que añadir cuatro fechas a mediados de semana para la Champions durante los meses de otoño podría tener como consecuencia que los clubes presionen a los jugadores para desoír las convocatorias de sus selecciones.

Las competiciones de copa domésticas, organizadas por las asociaciones nacionales, también podrían entrar en conflicto con los torneos de la UEFA.

Olsson resaltó la irrupción de nuevos clubes como Atalanta, Leicester y Leipzig en los últimos cinco años. Al mismo tiempo, el Milan, Arsenal y Schalke dejaron de participar en la Champions.

Las ligas no se oponen a todos los cambios propuestos.

Olsson mencionó asignar una tercera plaza garantiza al quinto país del ránking, actualmente ocupado por Francia, y generar interés al disputar partidos con una diversidad de oponentes.

Sin embargo, el objetivo principal de las ligas es que la Champions se abra a más países, darle más emoción a sus torneos nacionales y reducir la brecha de riqueza en el fútbol europeo.

“También da incentivos a los otros clubes de los torneos domésticos en tratar de llegar a la cima", dijo Olsson.

En esta nota: