La salud en Panamá enfrentó importantes desafíos este 2019. Las autoridades lidiaron con brotes de enfermedades que cobraron vidas.