HOGAR Hogar -  16 de junio 2021 - 07:00hs

Aplica el "Feng Shui" en tu hogar usando los colores

Según el Feng Shui, cuando practicamos ciertas acciones, nuestra energía se puede reavivar y esto lo puedes aplicar en tu vivienda.

Luis Diaz Govea
Por Luis Diaz Govea

El Feng Shui, es una milenaria disciplina China, que se conoce como el arte de armonizar el ambiente para favorecer el propio bienestar del individuo y su armonía. Significa viento (feng) y agua (shui). Esta misma práctica oriental, la puedes aplicar en tu hogar, siguiendo algunas indicaciones y conociendo el significado de los colores.

Cuando se práctica, algunas acciones, la energía se puede reavivar. Si esta labor se lleva a los espacios vitales, con la intención de buscar o mejorar la buena energía y vibra.

Uno de los puntos importantes, es la forma en la que se usan los colores en la decoración, ya que esa energía interactúa entre las personas y los ambientes de la vivienda. Los colores influyen en la psiquis (energía humana) por lo que se deben seleccionar conscientemente y combinarlos de la mejor forma para aprovechar todas sus energías.

173974962_731683710859957_7141984536306392621_n.jpg

¿Qué colores usar en el Feng Shui?

Sala: Es el sitio para la comunicación y el diálogo relajante, siendo el color azul el más indicado. Para un diálogo más vivaz, los colores por excelencia son el naranja y el rojo, el naranja estimula la alegría y el rojo ayuda a levantar el ánimo.

Habitaciones: Para favorecer el sueño, son ideales el azul y el verde, además de colores más "fríos" como: rosado, salmón y durazno.

Cocina: El amarillo es el más indicado, debido a que es un color solar que da vigor y energía, además que ayuda a la digestión.

Baño: En el baño se usa por lo general colores "fríos": azul, turquesa y verde claro; ya que son refrescantes y relajantes porque recuerdan el agua.

Elementos para complementar las energías en tu hogar

Fuentes: El agua que corre es símbolo de vida y purificación; tiene como función, dispersar las energías negativas que pueden acumularse en casa.

Campanas de viento: El movimiento generado por las corrientes de aire, provoca un agradable sonido que tiene un efecto positivo para la mente. Se pueden colocar cerca de la puerta principal, para controlar el nivel de energía del hogar.

Plantas: Colocadas en los ángulos de las habitaciones, ayudan a la circulación de la energía positiva.

Espejos: colocados en la posición ideal, reflejan energía.

En esta nota: