AP

El niño de diez años de edad, cayó en un pozo fuera de una casa de aldea en el condado de la provincia de Hebei Weixian, en China. Después de seis horas de esfuerzos, el niño fue finalmente liberado. Según los médicos el chico sólo sufrió contusiones leves y se encuentra en una condición estable.