AFP

Comenzaron en los Emiratos Árabes Unidos los trabajos de construcción de un rascacielos cuya cúspide se elevará por encima de la torre Burj Khalifa, actualmente el edificio más alto del mundo.