AFP

Para enfrentar las altas temperaturas del verano en Río de Janeiro, el zoológico de la ciudad instaló aparatos de aire acondicionado en las jaulas de algunos animales. Las paletas heladas y frutas congeladas se sumaron además al menú.