La imagen muestra el descarrilamiento de seis vagones de un tren, que obligó al desalojo de miles de personas de sus hogares en Luisiana, (AP Foto/Alex Brandon).

Agencia AP

LAFAYETTE, Luisiana, EU. Seis vagones de un tren de carga se descarrilaron por la mañana, incluido uno del que comenzó a derramarse ácido clorhídrico, lo que obligó a desalojar a miles de personas de sus viviendas y negocios, en un radio de 1,6 kilómetro (una milla) alrededor del accidente.

El ácido derramado emitió una nube tóxica sobre la zona, y al menos cinco personas, incluidos dos trabajadores ferroviarios, fueron llevadas al hospital, tras sufrir irritación en la piel y en los ojos, informó el teniente Craig Stansbury, alguacil de la parroquia (condado) de Lafayette.

Publicidad

El funcionario del servicio de ambulancias, Clay Henry, dijo que 20 residentes que permanecían en cama en el asilo de Our Lady of the Oaks fueron llevados a un hospital.

La policía fue de puerta en puerta notificando a los habitantes sobre la evacuación obligatoria, en una zona con una población estimada en 3.500 personas.

Publicidad

El ácido clorhídrico puede causar problemas respiratorios e irritación en la piel y las mucosas, de acuerdo con Joe Faust, portavoz de BNSF Railway, con sede en Texas, que operaba el tren involucrado en el accidente.

Publicidad

Publicidad