Un grupo internacional de astrónomos, liderado por el Instituto de Astrofísica de Andalucía (España), ha detectado ecos de luz en dos estrellas jóvenes (S CrA y R CrA) y de carácter variable situadas en la nebulosa NGC 6726.