La primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, declaró hoy superado el peligro de que empeoren las inundaciones que afectan a áreas de Bangkok y consideró que hará falta que transcurran al menos tres meses antes de que las zonas industriales anegadas puedan reanudar sus actividades.